Extractos

Jürgen Habermas

Desde finales del siglo XVIII se concibe la historia como un proceso que afecta a la totalidad del mundo y que plantea problemas. En tal proceso, el tiempo es un recurso escaso para la resolución de problemas que nos deja en herencia el pasado. Los tiempos pretéritos ejemplares a los que pueda dirigir el presente la mirada sin reservas han desaparecido. La Modernidad ya no puede pedir prestadas a otras épocas las pautas por las que ha de orientarse. La Modernidad depende exclusivamente de sí misma y tiene que extraer de sí misma sus elementos normativos. El presente auténtico es, desde hoy, el lugar donde tropiezan la continuidad de la tradición y la innovación.

“ENSAYOS POLÍTICOS”, (V). – Jürgen Habermas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s